PROYECTO DE TÍTULO

Vaya al Contenido

Menu Principal

FRANK BIRD Y CONTROL DE PÉRDIDAS

 
 

RESEÑA HISTORICA


Frank E. Bird nacido en Netcong, Nueva Jersey EE.UU, recibió su Licenciatura en Ciencias de Albright College en Reading, Pennsylvania, en 1949 tras cuatro años de servicio en la Marina de EE.UU, en un Departamento Médico de la Segunda Guerra Mundial, donde se desempeñó como jefe junto a un compañero farmacéutico.

Fue presidente del Instituto Internacional de Fiscalización de pérdidas y profesor adjunto de la Universidad Estatal de Georgia. También fue el ex director de Servicios de Ingeniería para la Compañía de Seguros de América del Norte (1968-1973). Fue empleado por la Compañía de Acero Lukens de Coatesville, Pennsylvania, a partir de 1950-1968, donde dirigió la seguridad, la salud, el fuego y los programas de seguridad.

Fue pionero en la expansión de la seguridad industrial de un concepto de lesiones orientado a una disciplina que abarca todos los accidentes por sus amplios estudios y escritos sobre la identificación, los costes y el control del accidente daños a la propiedad durante los años 1950 y comienzos de 1960. Él siguió contribuyendo a la sensibilización de la dirección de la extensión de la pérdida de los accidentes evitables y otros residuos de los recursos por el desarrollo de la pérdida de control "total" este concepto en la Compañía de Seguros de América del Norte en 1969.

En 1969 Frank E. Bird completó un estudio de accidentes mientras era Director de Seguridad y Servicios de Ingeniería de la Compañía de Seguros Norteamericana. Frank E. Bird analizó 1.753.498 accidentes, informados por 297 compañías que participaron. Estas compañías representaban 21 grupos industriales diferentes, que empleaban 1.750.000 trabajadores, que trabajaron más de 3 mil millones de horas hombres durante el período de exposición analizado.

Al mencionar la proporción 1-10-30-600 deberá recordarse que las cantidades representan accidentes e incidentes informados y no el total de accidentes o incidentes que realmente ocurrieron. Por cada lesión seria o incapacitante informada, hubo 10 lesiones menos serias, se informaron 30 accidentes con daños a la propiedad, por cada lesión seria o incapacitante y 600 cuasi accidentes con daños a la propiedad. Los accidentes con daños a la propiedad le cuestan al empresario miles de millones de dólares anualmente, y aún así, frecuentemente nos referimos a ellos como “cuasi accidentes”.


 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal